De la Sinfonola al iPod.

Desde hace años la música pareciera ser el recurso que hemos adoptado los humanos para ahuyentar peligros y fantasmas; a mediados de los años treinta del siglo pasado, se alejaban las angustias de la depresión económica, pero comenzaba a tomar forma una posible segunda guerra mundial. No es de extrañar entonces que a partir de 1935 se vendieran cientos de miles de sinfonolas, estos eran fonógrafos automáticos que funcionaban con monedas.

La sinfonola adquirió popularidad masiva, patentada bajo la marca Rockola se instalo en fuentes de sodas y cafeterías, fue un aparato que democratizó la música ya que bastaba una moneda de cinco centavos para poder escoger entre un amplio repertorio de canciones.  En aquellos tiempos esa moneda se convirtió en la llave para un mundo ideal que se alcanzaba a través de la música, superando las amenazantes  señales de una nueva guerra. Como solo un grupo reducido de personas tenía tocadiscos personal, era gracias a la Rockola que se disfrutaba de música clásica y moderna, y con la que se tenía acceso a los últimos hits.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hubo importantes avances en los años siguientes con respecto a la replicación de música, incluyendo cintas y casseteras, hasta la extraordinaria revolución tecnológica digital, cuyo mayor representante fue el reproductor portátil de CD (discos compactos) que a finales de los noventa se fabrico de manera masiva. En 1999, COMPAQ desarrollo la “Sinfonola personal” (personal jukebox, PJB-I00), cuya licencia fue adquirida por la empresa Remote Solution, con una capacidad para 1200 canciones. En el 2000 recurrieron de nuevo a la metáfora de la nostálgica sinfonola , Creative saco su “sinfonola nómada creativa” (creative nomad jukebox).

En el 2001 la empresa Apple lanzo el iPod de primera generación, un reproductor portátil de música y video, que permite almacenar, organizar, y acceder a cantidades impresionantes de música y otros tipos de información. Al año siguiente salió al mercado la segunda generación, compatibles con Windows a través de MusicMatch Jukebox, para transferir la música a los dispositivos comercializados por Apple, se utiliza un software con el nombre de iTunes, aunque hay otras alternativas. El éxito ha sido enorme y es el reproductor de audio más popular.

Como datos curiosos cabe mencionar que en el 2003 se instalaron los primeros reproductores MP3 en teléfonos móviles en Corea del Sur, el primer artista latino que vendió canciones como  archivos de MP3 directamente a los móviles fue Ricky Martin, en el 2005 Apple produce su propio teléfono móvil con reproductor MP3 llamado iPhone.

En esta era de innovaciones sabemos que la historia que comenzó con las sinfonolas aun no ha terminado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s